FASHION INVOLVES TO EVERYBODY; El diseño como factor cultural y económico en la Moda sostenible.

La paradoja de la moda reside en la  complejidad  y lo contradictorio de la propia percepción y ciertas prácticas de la industria.

Cada vez existe más preocupación pública… hace menos de un mes nos convulsionábamos por un terrible suceso en india. Una fábrica textil que explotaba a sus trabajadores/as en turnos draconianos y que se encontraba en una horrible situación, se viene abajo causando más de 350 muertos entre los que había mujeres y niños. Esta fábrica producía ropa para marcas Europeas y Americanas y entre ellas, al menos una era española.

No es ni el único ni el último caso estremecedor de la macabra y sexy industria de la que, en la medida en la que nos vestimos… todos/ as participamos.

Aunque la mayoría de las grandes marcas, y muchas pequeñas no sólo son conscientes del problema sino que además intentan ya poner medios para solventarlos firmando acuerdos de buenas prácticas y códigos éticos y trabajan temas de minimizar la mancha medioambiental con tintes ecológicos o algodones orgánicos (por poner ejemplos fáciles) la duda es … ¿puede la moda ser realmente sostenible?

La industria de la moda, es de las pocas industrias que aún nos quedan con verdadera base artesana. Yendo a la base de la cuestión, la máquina de coser es aún hoy imprescindible para el desarrollo de cualquier producto derivado de esta industria y esta máquina sigue estando operada con las manos.

Es aquí donde reside la verdadera oportunidad de tirar de ese finísimo hilo y de volver a las políticas de lo pequeño para replantearnos toda la cadena desde una dimensión donde la artesanía a través de la tecnología y de su mano (como medio y nunca como fin), vuelva a retomar la importancia necesaria para rearmar una economía sostenible.

Nuestra generación, ha perdido gran parte, sino todo, el saber hacer manual; no ha habido transmisión de conocimiento artesano de la costura, el ganchillo o el bordado entre otros, pero se puede hablar de una sociedad que comienza a demandar un contexto de  nueva austeridad. En este contexto existe un creciente interés por reconocer y aprender habilidades artesanas ya no sólo del textil como por ejemplo el bordado, la costura sino también y sobre todo en lo gastronómico como hacer el pan, o cultivar alimentos de primera necesidad sin ir más lejos.

Estos nuevos modelos sociales son llamados modelos de nueva domesticidad, donde lo importante es hacer poco, bien y con mimo para saborear la esencia de las cosas.  Cuidar y mimar nuestra familia y entorno próximo comunitario generando relaciones de valor que refuercen el sentido del YO en un NOSOTROS con el que nos sintamos cómod*s.

Esto sin duda es un avance para muchos; sobre todo para las nuevas corrientes de P2P y economías alternativas, pero también para otr*s much*s resulta un retroceso puesto que en la gran parte de los casos, es la mujer la que está optando por adoptar estos modelos debido al momento de precariedad laboral y moral en la que nos encontramos. Lo que está claro es que de lo que se trata es de una mirada al mundo en el que vivimos de soslayo… recuperando las maneras más tranquilas de vivir de antaño y con un pie fuera de la vorágine de crecimiento y consumo voraz que nos ha llevado a la opulencia infeliz y quebrada en la que nos encontramos sumidos.

Image

imagen del articulo “nueva domesticidad:avance o retroceso” publicado en El Pais S MODA.

Se llame como se llame, estamos abordando un compromiso claro con el lugar donde vivimos y las circunstancias en las que nos encontramos, queremos  aportar una mirada limpia, que vehicule nuestra historia y nuestro pasado sin negar de las novedades y cambios radicales en la interacción humana en un tiempo tecnológico donde el acceso a la información, el conocimiento de los problemas catastróficos que se combina con profundos compromisos personales a la esperanza, la pasión, y sobre todo y siempre, desde la creencia de que es posible vivir de una manera nueva. Sin duda es una NUEVA MODERNIDAD.

Y es en este punto donde se debe recuperar la función del diseño, que ha sufrido una evolución y pasado por estadios francamente diferentes hasta convertirse hoy en lo que puede ser la herramienta más valiosa para transformar la sociedad de forma colaborativa en busca de nuevos modelos más pequeños, democráticos y en definitiva, sostenibles.

evolución del diseño por ainara martínrepresentación gráfica de la evolución del diseño

La el diseño, ha respondido, desde una visión moderna primero, a criterios de funcionalidad… a responder el porqué de las cosas. Después, en un tiempo postmoderno, el diseño ha servido para ensoñar y formatear ficciones… con la vaga excusa a veces de responder a las orientaciones del mercado. Hace ya unos años, con el boom del Design Thinking, el diseño adquirió una postura mucho más intelectual cuestionándose el porqué de sí mismo y reorientándose hacia el centralismo humanista. Hoy, el diseño es una herramienta de formateo de procesos y sistemas de pensamiento y posibilita el salto que una sociedad inconformista y preparada pide a gritos para dibujar nuevas soluciones desde un posicionamiento político concreto. El diseño es activismo puro.

También se está llamando a esta corriente Design of Social Innovation, refiriéndose a la movilización de personas para implementar pequeños cambios de manera organizada sin esperar al cambio de las políticas de gobernanza o económicas. Una nombre y apellidos de una sociedad de acción que ya dispone de iniciativas como los bancos de tiempo, las guarderías caseras, grupos de ocio, carsharing,  grupos de consumo o huertas urbanas y que han surgido de reflexiones y acciones promovidas mayoritariamente por dos grandes escuelas; la de Ezio Manzini en Milan y la de John Thakara en UK.

huertacar torontohuerta comunitaria en Toronto 

Los agentes culturales por tanto,  (cultural players/change agents) toman más importancia que nunca. No sólo son comunicadores de un nuevo espectro de posibilidades para vivir de otra manera desde una mirada crítica a los sistemas establecidos; generan opinión crítica y pueden y deben facilitar procesos donde desarrollar alternativas en comunidad. Está en sus manos el diseño de nuevas políticas económicas, sociales y culturales que promuevan y expandan nuevos comportamientos para transformar el sistema o incluso para habitar desde el respeto, fuera del propio sistema.

Además de todo esto y precisamente en este mismo contexto debe hablarse de cambio incuestionable del modelo de consumo que se ha producido. No se puede entender esta afirmación como una transformación total o una mutación al 100% sino como un paso hacia otro lugar distinto que abre nuevas líneas y posibilidades para explorar nuevas posibilidades de generar servicios y productos. Posiblemente es el final de modelos hegemónicos globalizados y el principio de pequeños topos o puntos de acupuntura económica localizados y contextualizados.

Lo cierto es que nos estamos desplazando del modelo MUST HAVE donde casi nada se cuestionaba antes de obtenerlo, al WANT HAVE  donde existe todo un argumentario ético tras aquello que se adquiere mucho más allá del deseo de tenerlo.

Este cambio de comportamiento del consumidor occidental sin duda es debido a su preocupación sobre el modelo de vida estándar la enorme crisis del sistema de pensiones y del trabajo y el declive del modelo tradicional de familia (sin olvidar la disolución de la línea divisoria entre roles de género). Todo ello genera el cambio paradigma de modelo de consumo MUST_WANT. Así se requiere dejar de lado el pensar en el “valor añadido” de los productos/objetos y en diseñar piezas de valor intrínseco; dicho de forma sencilla. El diseño es la herramienta para dejar de pensar en que sumar para que lo que tengamos sea mejor y convencer a quien ya tiene algo válido sino para pensar en algo bueno y bonito per sé…. En toda su cadena de valor.

crecimiento sostenible y valor intrínsecorepresentación gráfica del crecimiento sostenible.

Pero vamos a ver …. Traigamos todo este batiburrillo económico y social al contexto de la moda y reflexionemos desde ese lugar. Desde esta reflexión contextualizada en el mundo de la moda,  es evidente que EN UNA SOCIEDAD SOSTENIBLE LA INDUSTRIA DE LA MODA TIENE QUE CONSIDERAR LA RELACUÓN QUE PROMUEVE ENTRE LAS PERSONAS Y SU ROPA. TENER MUY EN CUENTA CÓMO DESEA COMUNICAR SU PRODUCTO Y QUÉ TIPO DE CONSUMO/CONSUMIDOR DESEA FOMENTAR.  La moda tiene la exclusiva oportunidad, desde su permeabilidad social, de abordar este reto desde la educación; desarrollando nuevos modelos que respondan a comportamientos sociales o que incluso los promuevan … TIENE LA EXCLUSIVA OPORTUNIDAD DE CONSTRUIR CULTURA.

Y este es el legado verdadero que la moda puede dejar en la cultura; y su vínculo al mercado es esencial en construir y fomentar nuevas éticas. Y aunque tímidamente, el sector de la moda ya está abordando estas cuestiones y empieza a surgir un tímido legado.

En relación con disciplinas como el diseño y la arquitectura, la moda ha tratado de plantearse procesos sostenibles y sólo recientemente se ha comenzado a abordar el concepto SOSTENIBLE aunque sin mucho consenso.

Mientras que publicaciones sobre el diseño sostenible y eco aparecen ya en los 60 y 70, son muy recientes las publicaciones de diseño de moda sostenible

Esto se debe probablemente a la naturaleza interdisciplinar de la moda y a la dimensión compleja en cuanto a la ética y a la ecología de/en sus procesos.

La industria y el negocio de la moda es un conjunto complejo de factores personales, culturales, económicos y sociales y la sostenibilidad, debe afectar a la complejidad de toda su cadena, desde el diseño a la producción y a los canales de distribución… las propias tiendas

Esta cadena es larga y compleja e intengra a muchos agentes, pero precisamente por eso resulta cada vez más importante reclamar en este contexto la acción como FUERZA imperativa para abrir el debate sobre la sostenibilidad en la moda,  más allá de las teorías. Y esta acción puede darse a muy distintos niveles y en diversos canales… puede ejecutarse en contextos de grandes firmas o pequeños creadores, industrias manufactureras o pequeños artesanos, cada cual a su tempo y desde donde puede.

Hace unos meses escuché a Laura Martínez del Pozo, la cara invisible que se esconde bajo la marca de accesorios PESETA en los encuentros Basque craft organizados en Bilbao sobre diseño y artesanía. Laura estudió comunicación pero decidió perseguir en la vida su verdadera vocación. Le gustaba coser y hacer cosas con mimo, comprar telas con historia en lugares peculiares, mezclarlas para construir narrativas nuevas y coserlas haciendo pequeños bolsos. Hoy no es ella la que cose; dispone de un equipo que le ayuda en las distintas fases de producción de su marca. Hace bolsas, mochilas, accesorios, ha colaborado para varias firmas de prestigio y su producto ha evolucionado.

Sin embargo su valor fundamental y su filosofía sigue siendo la misma. Busca ella misma las telas, conoce todo el proceso, y mima lo que hace y a su equipo.

Laura dijo; “un bolso no puede ser bonito, si no está hecho de forma bonita.”  Refiriéndose evidentemente a la ética de los procesos de trabajo.

PESETAretales y mochila PESETA

La emergencia e incursión tecnológica desde finales de los 80 impulsó un inestable (remitámonos a las pruebas) modelo macroeconómico y a un crecimiento burbuja que ha derivado en la imperiosa necesidad de articular de forma inmediata un estatus de crecimiento sostenible. Es innegable que la tecnología sigue siendo, dentro de este modelo de crecimiento sostenible, un factor más que relevante, pero es indisociable del factor antropológico de fisura y cambio de paradigma mencionado y desde luego, este cambio o movimiento constante debe darse en paralelo y a través de la cultura. La tecnología no debe impulsar ningún modelo, la sociedad a través de la tecnología debe hacerlo… se ha de alterar el órden de factores.

Peseta es un ejemplo de trabajar en modelo pequeño en un contexto grande, pero existen también otro tipo de movimientos, más culturales quizá, que tienen que ver con lo procesual y lo pedagógico  que cobran especial relevancia en el ámbito de la moda. No vienen impulsados por diseñadores o firmas, pero sí por agentes culturales que quieren movilizar a grupos críticos activos en contextos específicos para promover nuevas experiencias.

Quiero poner como ejemplo el eventos Swaap o Rama Rama.  Swaap O Rama Rama es une evento de intercambio y customización de ropa donde se convoca a participar,de forma abierta en un maratón de costura tutorizado por diseñadores (de mayor o menor “prestigio”).

El espacio habilitado para ello puede ser cualquiera… incluso el propio espacio público y el único requisito para participar es traer una bolsa de ropa que se debe dejar en una pila común.

Los asistentes se articulan grupos y ocupan lo que se llaman “estaciones de servicio”. Las estaciones son pequeñas unidades o mesas de trabajo con un tutor, una máquina de coser y herramientas muy muy básicas de customización.

Al final del workshop el evento termina con una pasarela improvisada o un showroom de los trabajos realizados y toda la ropa es identificada con una etiqueta del evento y una leyenda que del tipo “esta chaqueta la he hecho yo”.

El objetivo es concienciar de las virtudes y ventajas sostenibles de reciclar y por supuesto, empujar a que la actitud de las personas sea más de productor y menos sólo de comprador.

El evento está sujeto a licencia de Creative Commons  y puede replicarse siguiendo una serie de pautas que pueden verse en la web.

swaap o rama rama

Y vuelve a aparecer el ETHOS DIY, como un factor en auge para replantearnos nuevos modelos de producción y consumo con una carga de transmisión pedagógica fuerte y eficaz que empuja al consumidor tradicional a ser arte y parte en la cadena de creación aportando el valor de haber sido capaz de hacerlo con tus propias manos.

La gran Vivienne Westwood, dijo: “Compra más caro, mejor y menos, la gente que lleva la misma ropa más de un día es Cool.”

Y esta frase, que pueda parecer otra frivolidad contradictoria más de la grande entre las grandes  en 2010 Westwood comenzó un manifestó de continuidad y coherencia que aún perdura en su trabajo y articuló una línea de DIY dentro del mundo de la moda y del lujo.

Captura de pantalla 2013-05-29 a la(s) 12.17.21manifesto DIY Vivianne Westwood

Uno de los rasgos o características fundamentales del DIY más allá de la cuestión relativa al reciclaje y aprovechamiento de prendas pasadas, es que cuestiona la temporalidad impositiva de la moda y su relación con la industria y la imposición de 4 temporadas al año. Si reusamos y rediseñamos piezas de otras temporadas o retales y excedentes de colecciones anteriores a modo Westwood, tiene sentido asumir la temporalidad de la moda? La tendencia?

vivianne westwoodcolección SS2010 V.Westwood

Además claro, es una herramienta visual pedagógica porque de forma sencilla aborda procesos creativos y de diseño y abre una delgada línea educativa para impulsar al consumidor a ser proactivo.

Pero a otro nivel, también son ya muchas las marcas y compañías de moda de mediano y gran formato que abogan… desde pequeños cambios, por modelos más éticos y sostenibles de producción, diseño y distribución.

Un ejemplo sencillo; visité la flag store de Urban Outffiters en Londres este mayo… reconozco que soy asidua al miroteo de lo que tienen, aunque generalmente me parece caro y no suelo comprar mucho, siempre que tengo oportunidad entro en sus tiendas. Es un buen ejemplo del buen diseño (entra por los ojos) y la pasarela asequible (tendencia replicada a precio de calle). Este año me he topado de forma bastante ostentosa un nuevo ingrediente; la ética del buen hacer. La flagstore Outffiters tiene una línea étnica asíatica de complementos _sobre todo bolsos y pequeños accesorios_ hechos a mano de forma ética que etiqueta de forma clara y supravisible. (No seamos tan incrédulos y tengamos en cuenta que estas acciones son también campañas de comunicación de las marcas).

urban outfittersbolso de Urban Outffiters

También y por ejemplo firmas como la sueca H&M como representante del aparato de moda global a bajo precio, firmó en 1997 un protocolo de buenas prácticas y código de conducta ético. Así, se comprometí por ejemplo a trabajar con algodón orgánico y a día de hoy, en 2013 el 50% del total mundial del algodón que vende, lo es. Para muchos insuficiente, yo creo que un paso más desde  luego. También sus marcas COS -lanzada en 2007 (Collection of Style) posicionada como “diseño” a precio de calle-o &Other Stories -la tercera línea recién inaugurada en 2013 que se aproxima desde el diseño de todo tipo de objetos para un estilo de vida- tienen en cuenta en el diseño, producción y packaging de producto diversas cuestiones relativas a lo ecológico, orgánico o tratamiento de residuo o reciclaje. H&M ha realizado diversas campañas como la que recogida de camisetas de algodón que ya no se usen para reciclar y entre las colaboraciones con diseñadores que comenzó en 2005, cabe destacar la campaña con Stella McCartney, que sirvió para comunicar y hacer evidente a la mayoría de su público el compromiso con el medio ambiente de la mano de la propia diseñadora.

STELLAparaHYM

promocional de la colección de Stella McCartney para H&M

Terminando  con la pregunta de los primeros párrafos, e intentando contestar si puede la moda ser o  no  realmente sostenible…. La moda será sostenible cuando nos preguntemos porqué debemos o no comprarnos unos pantalones de la misma forma en que nos cuestionamos como está producido el café de Kenia que bebemos. La moda no está en ese punto, pero hasta llegar allí, y no siendo el concepto “sostenible” un concepto simple en la moda, todas las variaciones y pequeños pasos que dar, resultan muy excitantes.

Advertisements

One response to “FASHION INVOLVES TO EVERYBODY; El diseño como factor cultural y económico en la Moda sostenible.

  1. Un post muy interesante, pero con tantas cosas que ahora no sé ni por dónde empezar a comentar. Me interesa mucho el concepto de “nueva domesticidad” con todos los debates y contradiciones que plantea desde una perspectiva feminista.
    Acabo de compartirlo en facebook… y volveré a leerlo con calma, gracias por el chute!

    maría

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s